miércoles, 14 de noviembre de 2012

Pobre barquilla mía, yaraví existencial

Po­bre bar­qui­lla mía

Por: Fidel Pablo Guerrero
Para: soymusicaecuador.blogspot.com


…viviendo, todo falta;
muriendo, todo sobra.
Lope de Vega.


Fragmento de La barquilla, pautada por Carlos Amablo Ortiz. Col. B. Ortiz.
Dar click en las fotos para verlas en grande.

Uno de los más hermosos yaravíes del repetorio popular ecuatoriano es aquel llamado Pobre barquilla mía,o simplemente  La barquilla. Ya no se lo canta pero al menos contamos con una excelente interpretación que nos dejó el Dúo Be­ní­tez Va­len­cia grabado a mediados del siglo XX. En 1917 el violinista italiano Sante Lo Priore, quien estuvo de paso en nuestro país, grabó esta pieza para la casa Victor en el Perú, bajo el nominativo de “canción popular ecuatoriana”. Hemos recogido este tema también grabado, a inicios de los años 30’s, por Perla Violeta Amado en disco de pizarra de la casa Columbia (4614) (al momento lo tenemos extraviado), pero sin duda la del “Patojo” Benítez y del “Potolo” Valencia es de las mejores.

Pobre barquilla mía,
pobre barquilla mía,
que a un fiero mar te arrojas.

Sin velas, desvelada,
sin velas, desvelada
entre las olas sola.

A dónde irás perdida,
a dónde di, te engolfas, Ay!…
Que no hay destinos cuerdos
para esperanzas locas.
(Versión textual del Dúo Benítez Valencia)

Recorte de prensa con publicidad de Pobre barquilla mía. Col Alfonso Campos.

El tex­to co­rres­pon­de a una oda del es­pa­ñol Fé­lix Lo­pe de Ve­ga (1562- 1635) que cuenta con 32 estrofas. Aquí incluimos las tres primeras estrofas originales, de las cuales se entresacan las frase que han servido para nuestro yaraví:

¡Pobre barquilla mía,
entre peñascos rota,
sin velas desvelada,
y entre las olas sola!

¿Adónde vas perdida?
¿Adónde, di, te engolfas?
Que no hay deseos cuerdos
con esperanzas locas.

Como las altas naves,
te apartas animosa
de la vecina tierra,
y al fiero mar te arrojas.
(Texto original de Lope de Vega)

Y si se sabe el autor literario y que fueron las tres primeras estrofas que sirvieron como material a musicalizar, se desconoce, desafortunadamente el real crea­dor musical (en el ya mencionado disco Columbia se apunta como su creador a Ricardo Romero). Hasta donde se sabe, las notas de Pobre barquilla mía se han transmitido por tradición desde épocas remotas; el músico José Ignacio Canelos, quien hizo una adaptación para coro mixto y piano de esta pieza en el año de 1929, aseveraba que era un tema de la etapa colonial.

José Ignacio Canelos. Archivo Equinoccial de la Música Ecuatoriana.

Hemos recuperado pues algunas versiones pautadas que van desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. La primera que queremos publicar es una transcripción, quizá de los años 40’s (del s. XX) que se hizo según apuntes de José Ignacio Canelo  (1898-1957).

Pobre barquilla mía,
pobre barquilla mía
que a un fiero mar te arrojas.

A dónde irás perdida,
a dónde, di, te engolfas
Ay! que no hay destinos cuerdos,
para esperanzas locas.

Sin velas, desvelada
sin velas, desvelada
entre las olas sola.
Para imprimir las partituras en grande, bajar primero el archivo a su computador.

Otra del musicólogo cotacacheño Se­gun­do Luis Mo­re­no (1882-1972), quizá de los años 30’s-40’s:

Pobre barquilla mía,
entre peñascos rota,
sin velas desvelada,
 y entre las olas sola

Ay! sin velas desvelada,
y entre las olas sola!
(Texto que consta en la partitura apuntada por Segundo Luis Moreno)

En el artículo “Canción muy  popular  en Quito”, publicado en su libro Los genios (Quito, 1935), el escrito Alejandro Andrade Coello también aseguraba que se trata de un tema musical de vieja data:

“Sin embargo, en alas de la fama y de la sencillez artística, ha ido de boca en boca, tarareada, hasta por los aficionados, en las gradaciones de la escala social, interpretada con riqueza de requiebros, adornos de yaraví y otras añadiduras musicales.
Se han conservado en la memoria por tradición, pasando de padres a hijos, desde lo más antiguo. A gente muy anciana he oído contar que la tonada “Pobre barquilla mía” no era desconocida por sus longevos abuelos.
“En qué época vino al Ecuador [la letra] y qué pormenores la rodearon? ¿Quién adaptó la clásica y española letra del siglo décimo séptimo a la doliente música, difundiéndola por el hogar nacional? Sea de ello lo que  fuere, lo cierto es que es una canción de Lope de Vega que todavía se mantiene en el folklore del pueblo quiteño”.

Carlos Amable Ortiz. Archivo Equinoccial de la Música Ecuatoriana.

Aquí insertamos la versión del músico Carlos Amable Ortiz (1859-1934) quien le puso una sofisticada introducción musical:

Pobre barquilla mía
Entre peñascos rota
Sin  velas desvelada,
entre las olas sola.

A dónde vas perdida,
a dónde di te engolfas !Ay
Que no hay deseos cuerdos
Para esperanzas locas.
(Texto que consta en la partitura apuntada por Carlos A. Ortiz)

Canelos, a quien ya nombramos hizo una versión para coro a cuatro voces mixtas y acompañamiento de piano. Él tuvo cuidado de insertar la letra, tal cual el poema original.

!Pobre barquilla mía,
pobre barquilla mía,
entre peñascos rota,
sin velas, desvelada,
sin velas desvelada,
y entre las olas sola!...

¿A dónde vas perdida,
a dónde di, te engolfas !ah!     
Que no hay deseos cuerdos
con esperanzas locas.

Como las altas naves
te apartas animosa, ah!
de la vecina  tierra
y al fiero mar te arrojas. !ah!...
(Texto que consta en la partitura elaborada por José Ignacio Canelos)


El musicólogo Segundo Luis Moreno. Foto AHMCE.

Así mismo, a Segundo Luis Moreno, a quien le gustaba mucho este tema musical, se le debe un nocturno basado en esta melodía. He aquí la partitura para fagot y piano.


El músico Segundo Granja Almeida. Archivo Equinoccial de la Música Ecuatoriana.

Y para finalizar incluimos una versión del músico Segundo I. Granja Almeida, quien la hizo para instrumento en sol y acompañamiento de piano. No incluyó la letra del canto bajo la pauta.


Pobre barquilla mía es una especie de yaraví filosófico que trata sobre los avatares de la existencia humana, una azarosa existencia que podemos volver a cantar con las partituras que hemos podido recuperar.

P.D. Olvidada colocar un video que ha sido subido al youtube del yaraví en mención:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada