miércoles, 31 de octubre de 2012

Músicos en andamio: Todo tiempo pasado fue...

Todo tiempo pasado fue pluscuamperfecto: Músicos en andamio

El tiempo pasa,
Nos vamos poniendo viejos …
Pablo Milanés





Estábamos tan ocupados creyendo que con la música salvaríamos el Mundo que no nos dimos ni cuenta que el tiempo se escapaba por los resquicios del reloj de nuestras vidas. Eso de que la música  te inmortalizaba  había sido un cuento y, peor aún, aquello de que te daba fama y fortuna. Solo llegamos a ser famosos en nuestra casa (y a la hora del almuerzo) y siempre y cuando llevemos la comida y no hagamos “bulla” con nuestra música. Y si de fortuna se trata, el que todavía nos saluden, eso sí que es fortuna.

Ha pasado aquella dorada  época en que te preguntaban:
-En qué trabajas?
Y uno queriendo impresionar, respondía: -Hago música.
-Sí pero… ¿en que trabajas?
O aquello que pasaba con frecuencia en nuestras familias cuando estábamos estudiando la guitarra o cualquier instrumento:
-Ve hijito ahora que no estás haciendo nada, darásme haciendo unas compritas.
O,
-Ve guambra ya has hecho demasiado ruido, a ver si te pones hacer algo productivo.

Unos cuantos abandonaron la batalla a la mitad del camino y ahora son distinguidos arquitectos, ingenieros, doctores, presidentas de la corte y hasta secretarios de Alianza País. También están los otrora músicos radicales –rojos rojillos-  que se fueron a estudiar en los centros capitalistas del Mundo y ahora hacen música para el enemigo porque quieren destruir al monstro desde dentro, eso suponemos.  Los más vanguardistas ya no son más, porque están pasados de moda y aquellos músicos prometedores ahora se encuentran prometiendo cosas en el Ministerio de Cultura.

Es una suerte que nos queden todavía músicos inclaudicables a sus ideales, uno de ellos  se llama Jaime Guevara “El Cantor de Contrabando”, y otros que si bien no hemos vendido el alma al Diablo, la hemos alquilado – la sobrevivencia a veces obliga- en cómodas cuotas hasta cuando terminemos de empedrar el camino al infierno para conocer al Diablo Ocioso.

Unos pocos amigos decidieron irse a la casa sin puertas, pero hay canciones que nos traen sus recuerdos:
Cuando me muera dile a mis hijos
que estoy metido entre la tierra,
que soy un árbol o una hoja seca,
que soy el pasto para las bestias…
(Génesis, grupo colombiano)

Y… bueno, sobre todo lo dicho, la música siempre colma nuestras vidas y nos obliga sutilmente a seguirla queriendo y aprendiendo. Sin música la vida sería un error dijo un filósofo y el tiempo no es nada –digo yo-, para quien supo encantarse con ella y que aún permite que siga sorprendiéndolo. Que el tiempo pasa, pues que siga pasando… con tal de que haya música… y si con ella seguimos con la gana de transformar el Mundo pues podemos seguir cantando hasta lograr saciar el hambre de pan, belleza y equidad…

A continuación encontrarán las imágenes de algunas caras conocidas (que no van a reconocer) de nuestro medio musical; cualquiera parecido con el original es porque ellos mismos son… pero hace treinta y más años.

La mayoría de fotos, principalmente aquellas tamaño carnet, son de fichas de  inscripción del Conservatorio Nacional de Música, allá por los años de 1980-1984. Hay las de buena calidad tomada en estudios profesionales y aquellas con fotógrafos populares de la Alameda (uno salía la mayoría de veces con cara de prontuariado). Al aire libre, en pleno parque, los fotógrafos disponían de una vieja silla y al lado había un caballito de madera para las fotos infantiles; para las fotos carnet bajaban una tela toda arrugada que iba de fondo y con su cámara de cajón, zas que se hacía el registro gráfico y tras unas acciones de revelado rápido, disponíamos de unas fotos pésimas, pero que nos salvaban del apuro. Exceptuando aquellas que tienen asterisco en el pie de foto (que corresponden a archivos diversos), las de tamaño carnet nos fueron entregadas por el músico César Santos, quien las rescató del basurero y las donó a nuestro archivo.

(Dar click en las imágenes para verlas en grande)
1. *Mesías Maiguashca, compositor. 2 *Arturo Rodas, compositor. 3. *Patricio Aizaga, director de orquesta..      
 1. Juan Carlos Franco, etnomusicólogo. 2. Fernando Albornoz, flautista. 3. Luis Oquendo, flautista.
1. Jorge Campos, compositor radicado en el extranjero. 2. Medardo Caizabanda, director de orquesta. 3. Alejandro (David) Bravo, del grupo “Smog al día”
 1. Honorio Granja, funcionario del Ministerio de Cultura. 2. Francisco Fierro, ex integrante de la OSNE. 3. Geovanny Mera, compositor.

1. *Larry Bonilla, contrabajista. 2. *Eugenio Auz, director de coro. 3. *Boris Cepeda, pianista.

  1. Raúl Levoyer, integra la Banda Sinfónica Metropolitana. 2. Tania Arias, del Consejo de Judicatura. 3. Vinicio Gallardo integrante del grupo Quimera.
1.   Julián Pontón, compositor. 2. Milton Estévez, compositor, asesor del Ministerio de Cultura. 3. Gustavo Lovato, director de orquesta.

1.  Mónica Bravo, maestra de música. 2. Milton Castañeda, integrante de la Orquesta de Instrumentos Andinos. 3. Lorena Montenegro, musicoterapista.
  
1. Kléver Salgado, músico independiente. 2. Juan Carlos Ruales, violinista. 3. Jorge Oviedo, director de orquesta.

1. Marco Cárdenas, saxofonista. 2. Miriam Mora, maestra de música. 3. Miguel Encalada, cantante.

1. Sixto Gallegos, clarinetista. 2. Gorki Campuzano, arpista. 3. Jesús García, música independiente.

1.  *Juan Borja, tenor. 2. *Félix Castañeda, cantante e instrumentista en la OIA. 3. Pedro Granda, guitarrista grupo Quimera.
1. *Ramiro Acosta, guitarrista y sonidista. 2. *Jaime Guevara, ”Cantor de Contrabando”. 3. *Fidel Pablo Guerrero, autor de esta nota.


Quedamos debiendo unas pocas fotos más que las subiremos apenas el Tiempo nos dé tiempo.

Archivos de fotografías (*): Archivo Equinoccial de la Música Ecuatoriana, Archivo Histórico del Banco Central del Ecuador (actual Archivo del Ministerio de Cultura)

1 comentario:

  1. Buenos recuerdos del Conservatorio Nacional de Música. Gracias

    ResponderEliminar