miércoles, 3 de noviembre de 2010

Ecuador y Cuba

Un pequeño cuento de Fidel


Fidel Pablo Guerrero Gutiérrez
http://www.soymusicaecuador.blogspot.com/


Fidel y el “Che” Guevara son dos Montañas de Historia Contemporánea, que se divisan nítidamente por su estatura revolucionaria como ejemplo vivo -en el un caso- y como imaginario -en el otro- de la resistencia y la independencia. Su accionar y su pensamiento político son reconocidos en Latinoamérica y en el Continente Africano como fundamento de liberación de los pueblos.


Ilustración de Ernesto “Che” Guevara basada en la famosa foto de Alberto Díaz (Korda).

La Isla de Cuba es cercada en un irracional bloqueo por más de medio siglo por una potencia imperialista –que impide a toda costa su desarrollo- y sin embargo ha logrado ponerse en cortísimo tiempo a la vanguardia de la educación, la ciencia, la salud y el deporte de nuestros países, por todo lo cual Cuba siempre tendrá el aprecio y el respeto de los hombres dignos, libres y positivos.

Que las agencias de inteligencia de EEUU, las más poderosas y criminales del planeta, hayan intentado –sin conseguirlo- acabar con la revolución cubana e incluso matar a uno de sus fundamentales líderes solo han hecho reconocer la grandeza de ese pueblo y la de un hombre cuya imagen se proyecta en el Mundo como la de un Gigante.

Sobre el descomunal Fidel, para niños mi padre escribió -tal vez para mis nietos-, un cuento de esos que hacía en un minuto, para que les leamos alguna tarde:

Fidel Castro.



El Gigante Fidelón
por: Gonzalo Guerrero Celi

Cuando Fidel Castro vivía
Yo también vivía.
Él a su modo en La Habana
Yo en esta tierra, a mi modo.

Ese, ese gigante era como un Monstro,
Como esos que se descubren
En grandes excavaciones:
Millones de años tenía.
Semejante ser humano
No se moría por nada,
Ni la CIA lograba matarlo,
Estaban cansados de intentarlo.

Y yo, yo lo tenía en el día,
En la noche, a todo instante,
Como sombra que camina
Hacia todos los espacios;
Me hablaba, me enseñaba,
Me decía lucha con los pobres…
Así lo hice…

Ya puedo morir contento
por haber conocido de cerca
Esta Montaña de Historia.
Mis nietos envidiarán
Al abuelo que vivió
Al mismo tiempo
Que la Montaña revolucionaria,
Al mismo tiempo
Que el Gigante Fidelón.

No sé si esta corta historia fue el pretexto para incluir las siguientes partituras o si las partituras motivaron a incluir esta historia, quién sabe...

La primera obra que vamos a transcribir es un pasodoble para piano titulado Ecuador y Cuba de cuyo compositor tenemos solo sus siglas: A. L. C (Andrés Comba?). Quizá date de los años diez o veintes del siglo XX.

(Dar click en las partituras para ver e imprimir en grande)




Un ecuatoriano hizo el Himno Nacional Cubano
También y por gentileza de nuestro amigo el investigador Carlos Freire, quien nos entregó una copia digitalizada, damos a conocer el Himno Nacional Cubano, que fue compuesto hacia 1871 por el músico cuencano Ascencio Pauta (s. XIX.- ca. 1917). La portada de esta partitura trae la siguiente información:

Himno Nacional Cubano, dedicado por recomendación del Sr. Coronel primer Jefe de la Brigada de Artillería Juan Ávila al Sr. José Feliz Luque, Honorable Ministro de la República del Ecuador en Perú, vencedor en la gloriosa jornada del Callao el 2 de mayo de 1866.Guayaquil, mayo 1 de 1871. Por el profesor Ascencio Pauta. Impreso por Aug. Cranz, Hamburgo.

(Dar click en las partituras para ver e imprimir en grande)

No hay noticias de que este himno se haya llegado a oficializar, pero ciertamente es un documento histórico en el proceso de la canción nacional y de independencia de la Isla Cubana.
Himno Nacional Cubano
Ascencio Pauta

Saludemos al Pueblo cubano
Y elevemos su sacro pendón
Sea ya libre, también soberano
Destruyendo al audaz opresor.

Tras de siglos de cruel cautiverio
Al fin Cuba al Ibero destroza,
Romperá la cadena onerosa
Se levanta cual libre nación

Su estandarte sin mancha flamea
Dando sombra a los nobles Cubanos
Que orgullosos de ser soberanos
No más, dicen, no más opresión.

No desmayes, Oh Cuba, en la lucha
Sin cesar al tirano combate
Y la voz Libertad se dilate
En su suelo al tronar del cañón.

Y después de humillar al Ibero
Tus guerreros perdonen humanos
Que en el pecho los Americanos
Solo abrigan piedad y perdón.

Ecuador y Cuba ahoraSobre las relaciones Cuba-Ecuador en nuestros días podemos decir que médicos, artistas y maestros, desde hace décadas, han prestado su contingente en forma gratuita en programas musicales, alfabetizadores y científicos como una contribución al pueblo ecuatoriano; en este momento varios médicos están visitando a cientos de familias que tienen personas con alguna discapacidad, brindándoles ayuda médica directa.

También es cierto que hay descontentos, de lo que doy fe pues yo vivo en un barrio de Quito llamado La Florida (muchos dicen, a modo de gracia, que los cubanos se equivocaron ya que en realidad querían ir a La Florida de Miami) en donde se han establecido muchos cubanos en miras de pasar a los EEUU, tras el “sueño americano”. He escuchado narrar a estas personas, cuando llegaron, cómo se deslumbraron al entrar a los supermercados, deslumbrados también por las fastuosas viviendas y los autos lujosos que dispone un pequeño grupo social y deslumbrados por otras maravillas suntuarias del capitalismo; muchos hablan contra Fidel y chismean que deben organizar frentes anticomunistas. Lo cierto es que en la mayoría de los casos su impresión es solo un resplandor que los enceguece momentáneamente, y que se apaga cuando en nuestro medio tienen que vivir hacinados como viven, en pequeños cuartos, incomprendidos por pertenecer a otra cultura, adaptándose a un clima diferente, esforzándose por encajar vistiendo ropa de última moda y sobre todo buscándose la vida dólar a dólar en un medio que incluso se porta hostil con ellos y en trabajos poco dignos para sus expectativas. Ciertamente algunas de esas personas son preparadas, trabajadoras y de una altivez que llega a molestar a algunos de nuestro paisanos, sin embargo deben reconocer –incluso los descontentos- que todo eso lo aprendieron en la Cuba revolucionaria, donde no se vale bajar la cabeza frente al enemigo que está tan cerca y que es considerado el país más poderoso de la Tierra (pero al cual generalmente han vencido los países más pequeños como lo hizo el Vietnam y como lo enfrenta valerosamente Cuba).


Fidel en Quito. Foto archivo de Gonzalo Guerrero Celi. Años 60's.


Si Quito fue declarada Luz de América del siglo XIX, Cuba es la Luz de América Contemporánea; el hecho de que Brasil, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Uruguay, Bolivia y otros países hayan decidido tomar destinos socialistas en nuestros días, es porque la lucha y el pensamiento revolucionarios -que busca acabar con las desigualdades sociales y que se capitalizaron en el siglo XX en Latinoamérica- han tenido su razón… La Historia lo dirá.

Cuba va. En los años ochentas – en la colección discográfica de Pedro Pino- escuché esta canción cantada por Milanés, Nicola y Silvio Rodríguez; hace poco la han puesto en el youtube e incluso hay una nueva versión más rockera.





Fidel en Quito con el Presidente de la época, Velasco Ibarra. Foto archivo de Gonzalo Guerrero Celi. Años 60's.

Para cerrar este escrito incluimos la partitura y el audio de una excelente rumba escrita por el compositor manabita Constantino Mendoza Moreira (Portoviejo, 1898-1985), titulada Cuba.
(Dar click en play)


Partitura de la rumba Cuba / Constantino Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada